José Luis Téllez presidió acto de izamiento de bandera a media asta, en conmemoración del 108 aniversario luctuoso del General Francisco I Madero y José María Pino Suárez

0
107

Ciudad Hidalgo, Michoacán., a 22 de febrero de 2021.- Conmemorar, es refrendar nuestra relación sentimental con los acontecimientos históricos, por ello, esta fecha es una oportunidad para ver en el Presidente Francisco I Madero y José María Pino Suárez, la siembra de un futuro prominente para todas las personas que luchan por dignificar su paso por esta vida, lo anterior lo expresó el Presidente Municipal de Hidalgo, Lic. José Luis Téllez Marín, en el acto de izamiento de bandera a media asta, que se realizó en el Hemiciclo a Hidalgo, en conmemoración del 108 aniversario luctuoso del General Francisco I. Madero y José María Pino Suárez, dos ilustres personajes de la historia política de nuestro país.

Dijo que hablar de Francisco I. Madero, es recordar a un político fuera de serie, tan es así que sus contemporáneos lo señalaron como soñador y muchos otros, vulgarmente decían que estaba loco, y más aún decidió desafiar al gigantesco régimen porfirista.

Manifestó que la historia nos ha permitido conocer los antecedentes familiares y personales de este personaje, y todos apuntan a que era un sujeto ajeno a las ideologías políticas, que para entonces parecían perpetuarse en el poder. Por lo que, dejando atrás una vida placida, emprendió la lucha por la transformación de México, de tal modo que en abril de 1910 logró obtener la candidatura a la Presidencia de la República.

Indicó que una vez consolidado su liderazgo, Madero garantizó que, en la primera etapa del proceso revolucionario no hubiera traiciones que frustraran el propósito central de derrocar al régimen. Agregó que Madero conquistó la libertad sin dañar las actividades productivas del Estado, sin debilitar la hacienda pública, pues sus convicciones representaron prosperidad y paz.

En otra parte de su discurso, Téllez Marín, dijo que la caída del gobierno del Presidente Madero, se da en razón de una traición y su muerte, configura uno de los acontecimientos más tristes de la historia de nuestra nación; Su rectitud en el respeto a las libertades, no fue suficiente para sostener su proyecto democrático.

Luego de cuatro días preso, el Presidente Francisco I. Madero y José María Pino Suárez, fueron asesinados en lo que hoy es la sede del Archivo General de la Nación, de manera infame fueron privados de la vida dos soñadores de la vida democrática, lo que representó el retorno del porfiriato con el mismo criterio autoritario en el que se profesa que el poder solo se alcanza y se conserva con la fuerza.

En el acto el Presidente Municipal, José Luis Téllez Marín, fue acompañado por los Regidores del Ayuntamiento, José Trinidad Lara López, Marlem Silva Hinojosa, Mario Patiño Correa, María del Carmen Soto Ruiz, Armado Romero Camacho, Pablo Moreno Barrera, Rodolfo Gerardo Ibáñez Ponce y Berenice Juárez Navarrete, la Síndico Municipal, Norbella García Hernández, el Secretario del Ayuntamiento, Eduardo Cortes Villa y el Comisario Javier Flores Valadez, Director de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, así como Directores, Sub Directores y Coordinadores del Ayuntamiento, quienes juntos entonaron el Himno Nacional Mexicano.