Morelia, Michoacán, 16 de abril de 2024.- Tras la inundación del 1 de abril que ocasionó el Organismo Operador del Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (OOAPAS), en el Zoológico de Morelia, una ejemplar de Jaguar melánico murió a consecuencia de una neumonía aguda, mientras que un león africano y 6 guanacos presentan problemas de excreciones con sangre.

En conferencia de prensa Julio César Medina Ávila, director del parque afirmó que la jaguar murió por neumonía aguda, luego de que el OOAPAS del Ayuntamiento de Morelia, realizó un desfogue de agua y lodo que desbordó un canal que cruza el zoológico y esto afectó 10 albergues y 50 animales.

A través de un video se mostró cómo la pantera estaba entre agua y lodo, lo cual, a decir del equipo de médicos que la atendió, le generó problemas de salud por la alta carga bacteriana de las aguas y la baja de su sistema inmunológico.

El médico Izmir de Jesús Solís Quezada, jefe del área de atención a mamíferos, dijo que la jaguar comenzó con complicaciones de salud, por lo que se realizaron estudios de orina, sangre, auscultación general y un ultrasonido, con ello, se detectaron varias anomalías fisiológicas, por lo que era notable la decaída y su salud se agravó.

Detalló que el pasado viernes, personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), acudió al zoológico quienes corroboraron el delicado estado de salud de la ejemplar.

Refirió que además un león africano se encuentra también con problemas de salud y seis guanacos presentan excresiones con sangre, por lo que, el personal médico del parque reforzó los tratamientos hacia dichos ejemplares para fortalecer su salud.

Se hizo un llamado a la Fiscalía General del Estado (FGE), a la Auditoría Superior de Michoacán (ASM) y Profepa, para que en el marco de sus competencias, resuelvan lo que por ley corresponde. Detalló que realizará la ampliación de denuncia en la Fiscalía del Estado. En tanto la Profepa en el marco de sus responsabilidades deberá presentar la denuncia correspondiente ante la Fiscalía General de la República (FGR) por el deceso del felino.

Esta ejemplar fue asegurada en noviembre del año pasado en el municipio de Tanhuato, tras un operativo de seguridad, por lo que desde entonces permanecía bajo resguardo del Zoológico de Morelia, por disposición de la Profepa.