– Propuso un punto de acuerdo para que al alcalde de Zacapu informe al Congreso la justificación, el fundamento reglamentario, y el número de infracciones que ha llevado a cabo en los retenes vehiculares que se realizan los fines de semana en los diferentes puntos de la ciudad.

Morelia, Michoacán; a 22 de febrero de 2024.- Es urgente poner freno a los retenes recaudatorios que se aplican en Zacapu y que inhiben la convivencia social, recalcó la diputada Mónica Valdez Pulido, integrante de la LXXV Legislatura del Congreso del Estado.

Por ello la Diputada por el Distrito de Zacapu propuso ante el Pleno Legislativo un punto de acuerdo para que se exhorte al alcalde de Zacapu a fin de que en 15 días informe al Congreso la justificación, el fundamento reglamentario, y el número de infracciones que ha llevado a cabo en los retenes vehiculares que se realizan los fines de semana en los diferentes puntos de la ciudad.

“Es necesario que el presidente municipal informe también a esta soberanía, sobre el monto y aplicación de los recursos recabados por los pagos de las multas generadas en los mencionados retenes vehiculares en Zacapu”.

Desde la Máxima Tribuna del Estado, Mónica Valdez subrayó que contrario a lo que establece la Constitución General de la República, en los retenes del presidente municipal de Zacapu, se detiene a los conductores privándoles de su libertad y remitiéndolos a barandillas, violentando sus derechos, ya que el procedimiento debería limitarse al retiro de los vehículos para ser remitidos al corralón.

“Las autoridades de policía y tránsito son instruidas por el Presidente Municipal a detener a la ciudadanía arguyendo cualquier pretexto, un retén por alcoholímetro o simplemente estar estacionado en la vía pública”.

Mónica Valdez recalcó que los detenidos en los retenes son elegidos de manera arbitraria, es decir, contraria a derecho, y sin haber dado indicios de ningún tipo, se les priva de la libertad, del derecho de audiencia o de un procedimiento apegado a la ley, violentando sus derechos humanos y su dignidad humana.

“Estas prácticas de retenes recaudatorios han inhibido la convivencia social en Zacapu, pues los fines de semana la población ha optado por realizar sus fiestas en lugares alejados de Zacapu, para no correr peligro de ser detenidos arbitrariamente”.

La legisladora agregó que también se ha dañado a los comerciantes quienes temen ir a la ruina, pues la población ya se encuentra temerosa y no transita de manera fluida por la ciudad, lo que ha provocado que sus ventas hayan venido a la baja desde hace más de un año.