_ En entrega de la Presea Eréndira, el gobernador afirmó que el movimiento feminista es humanista y así se va a defender.

Morelia, Michoacán, 8 de marzo de 2023.- El gobernador Alfredo Ramírez Bedolla hizo un reconocimiento a la lucha social e histórica de las mujeres tras sostener que «el movimiento feminista es humanista y así se va a defender y acompañar», desde su administración.

Acompañado por la secretaria de Igualdad Sustantiva y Desarrollo de las Mujeres Michoacanas (Seimujer), Carolina Rangel Gracida, el mandatario entregó la presea Eréndira a Maryflor Rojas González, por su labor a favor de los derechos reproductivos y sexuales; a Elizabeth Araceli Vega Mora, por la defensa de las personas con discapacidad auditiva y a Linda Elizabeth Tinajero Ponce, por su lucha contra la violencia vicaria.

Durante esta entrega con motivo del Día Internacional de la Mujer, Ramírez Bedolla destacó que en esta fecha se conmemora y concientiza lo que ha representado hacer valer los derechos de las mujeres en lo educativo, profesional, político, salud y sexual, por mencionar algunos.

«Nuestro gobierno hace grandes esfuerzos, se trabaja sin discriminación y con acciones para defender y proteger a las mujeres; a las y los diputados se les pidió legislar para homologar el tipo penal de feminicidio y agravar las sanciones hasta 60 años de prisión y celebramos que además se haya aprobado la Ley contra la Violencia Vicaria en Michoacán», comentó.

No obstante, reconoció que aún hay temas pendientes y «desde aquí pido que sigamos luchando por los derechos de las mujeres».

Rangel Gracida agradeció a las galardonadas todo lo que han hecho por las mujeres michoacanas y puntualizó que este 8 de marzo representa una fecha que llama a lo colectivo para reflexionar «sobre la violencia que se ejerce contra nosotras y que nos hermana con la consigna de que ni una más, ni una menos”.

Estuvieron también la presidenta honoraria del Sistema DIF Michoacán, Grisel Tello Pimentel; la presidenta de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, Julieta García Zepeda; funcionarias estatales y feministas locales.