– Al participar en el Congreso Mundial de las Familias, la diputada por el Distrito de Zacapu recordó que la familia es el hábitat natural del ser humano y base para su relación con su ecosistema social.

En un contexto de crisis como el que vive Michoacán, debemos entender que las familias representan un factor fundamental de cohesión social, porque debemos voltear la mirada a su fortalecimiento, recalcó la diputada Mónica Valdez Pulido, integrante de la Comisión de Desarrollo Integral de la Familia de la LXXV Legislatura del Congreso del Estado.

Al participar en el Congreso Mundial de las Familias, la diputada por el Distrito de Zacapu recordó que la familia es el hábitat natural del ser humano y base para su relación con su ecosistema social.

Apuntó que la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares, señala que del total de hogares en México, el 28.7 por ciento los encabezan mujeres y 71.3 por ciento, hombres; mientras que el tamaño promedio del hogar es de 3.6 personas, en los que la edad promedio de la jefa o jefe alcanza los 49.8 años.

“Sin duda alguna hoy más que nunca es pertinente hacer un alto y reflexionar que la familia es el fundamento del capital social, que estimula la reciprocidad entre sus miembros y genera una actitud de cooperación con los demás”.

En ese sentido, la legisladora recordó que al igual que ha sucedido en el resto del mundo, en nuestro país las familias y los hogares se han transformado, de forma que actualmente hay 35 millones de hogares, de los cuales, diez millones son encabezados por mujeres.

Mónica Valdez expresó que la dignificación de las condiciones para el desarrollo de las familias resulta fundamental, tomando en cuenta que en México hay 2.1 millones de familias que habitan cada una sólo una habitación.