Morelia, Michoacán, 14 de diciembre 2020.- El proyecto de Cristóbal Arias Solís es nuestro proyecto, un proyecto para los que menos tienen, expresó este día Juan Carlos Barragán al encabezar junto con el senador por Michoacán una reunión con jefes de tenencia y encargados del orden, principalmente de esta capital.

La reunión se llevó a cabo con una nutrida concurrencia de mujeres, entre quienes estuvieron la propia esposa del legislador, María Ortega Ramírez, así como las jefas de tenencia de Santa María de Guido, Yesenia Granados; de la Tenencia Morelos, Yolanda Vázquez Murillo; y, de Capula, Mónica Nery Vega, a quienes acompañaron también el encargado del orden de Tiripetío, Christian Pineda Chávez y representantes de la comunidad de sordomudos, entre otros asistentes.

Juan Carlos Barragán, presidente de la asociación Mano a Mano, destacó que Michoacán requiere un hombre íntegro como Cristóbal Arias para el estado y para la capital, ya que “Morelia requiere ser un municipio de oportunidades para todos”.

Resaltó que en las 1025 colonias, 164 comunidades y 14 tenencias de Morelia hacen falta una mejor seguridad pública, empleo y más y mejores oportunidades para la juventud.

Al efecto, agregó que Mano a Mano busca que la gente se involucre y participe en la toma de decisiones para la solución de sus necesidades.

Cristóbal Arias, por su parte, subrayó la importancia de Morelia como capital del Estado, como sede de los poderes del Estado, como capital universitaria y estudiantil, su importancia turística, y externó que también debe ser una ciudad de oportunidades para todas y todos, no sólo para unos cuantos.

Morelia debe ser una ciudad segura, consideró al tiempo de plantear que se debe atender de tiempo completo la seguridad de las y los morelianos, y atender la problemática que día a día padecen las colonias, tenencias y comunidades.

“Tenemos que trabajar mano a mano para tener un buen gobierno municipal y un buen gobierno del estado, el proyecto es rescatar a Michoacán de la crisis que atraviesa”, consideró.