UNA GOTITA DE ECOLOGÍA

0
486

Por: Víctor Verde

LA FLORA, LA FAUNA Y LAS AGUAS BAJO AMENAZA

Siempre es un gusto saludarles y agradecer la oportunidad que me dan de acercarme a ustedes mediante estas líneas, que espero sea de su interés y agrado.

Hace algunos días, a principios del mes, se conmemoró el Día Mundial de la Vida Silvestre, sus cifras no son nada alentadoras pues la flora, la fauna y la riqueza hídrica de nuestro país está amenazada pues de acuerdo a cifras que pública la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, más de 8,400 variedades de flora y fauna silvestre se encuentran en peligro crítico de extinción, mientras que cerca de 30 mil se consideran vulnerables o en riesgo de desaparecer.
De esta cifra 5,200 especies se refieren a animales de los cuales 11 por ciento de ellos son aves, 20 por ciento de reptiles, 34 por ciento de peces y 25 por ciento de anfibios y mamíferos.
La Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO) señala que en México hay 912 especies amenazadas y 535 especies en peligro de extinción 48 tienen la categoría de “probablemente extinta en el medio silvestre” y 1,183 sujetas a protección especial.
El tráfico de especies, el cambio de uso de suelo por deforestación, el cambio climático, son algunas de las causas que impactan en esta situación sumado a ello la pandemia de SARS-CoV-2 aumento los riesgos.
Hay que recordar que nuestro pais es número 1 en endemismo, esto quiere decir que la flora y fauna que únicamente habita nuestro pais es única y no la hay en el resto del mundo; ejemplos hay muchos pero cabe señalar los siguientes:
9,200 especies de magnolias y margaritas; 2,564 de escarabajos o 1,759 de arañas. De los anfibios y reptiles 45 por ciento solo viven aquí y 11 por ciento de las aves del mundo solo viven aquí.
Pero la conservación no es solo de científicos, universidades o instituciones de gobierno de cualquier nivel, debe ser tarea primordial de la sociedad civil, hombre, mujeres, niños debemos actuar y hacer patente nuestro compromiso con la flora y fauna de México. En nuestra región y estado no es solo la Mariposa Monarca ni tampoco las especies de árboles donde habita como los oyameles, es también conservar muchas otras especies como las orquídeas que hay al sur de la ciudad y en otros municipios del estado y de la región así como también los suelos y el agua de la que en el oriente michoacano gozamos con extraordinaria pureza y a la cual queremos contaminar con acciones e ideas que están lejos de ser amigables con el ambiente.
Necesitamos más Educación Ambiental que nos permita conocer y valorar esa riqueza natural que se mantiene desconocida para los administradores públicos y los orilla a hacer cosas lejos de los ciclos naturales y a tomar decisiones equivocadas que atentan contra la vida misma de la humanidad.
Disfrutemos todavía del aire, agua, bosques flora y fauna que nos ofrecen bienes y servicios ambientales para mejorar nuestra calidad de vida.

Recuerden que: VIVIR BIEN, ES VIVIR EN ARMONIA CON TODO LO QUE NOS RODEA