Quebranto financiero no se gestó durante mi
administración: Fausto Vallejo Figueroa

 

*Surgimiento de autodefensas desde el 2006, de acuerdo informe especial emitido por la CNDH


Morelia, Michoacán, junio 1 del 2016.- El quebranto financiero de Michoacán no se gestó en mi gobierno, así lo sostuvo el Ex Gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo Figueroa.

Al participar en una entrevista especial, con un medio de comunicación local, agradeció la “oportunidad” de aclarar “de una vez por todas la situación financiera que le tocó enfrentar, durante su administración al frente del Gobierno del Estado”.

Respecto al tema de las autodefensas, precisó que de acuerdo con un Informe Especial emitido, este año por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos “el movimiento se inició desde el 2006 ante la problemática de la delincuencia. Es un documento público que todos pueden consultar”.

Desglosó, con números en manos, los siguientes puntos:

1. Deuda pública, adeudos con proveedores, quebranto financiero y acciones solventatorias.

• Al Presidente Felipe Calderón, se le dio a conocer dicha problemática financiera, incluso existe un comunicado, recibido en la Presidencia de la República el 2 de abril de 2012.

• Con bancos se disminuyó el saldo de la Deuda Pública de 15 mil 975 millones de pesos a 15 mil millones, por lo que durante mi gobierno no incrementé la deuda con bancos.

• De los adeudos a contratistas y proveedores reconocidos al 31 de diciembre de 2011, por 8,258 millones de pesos, se pagaron durante mi administración 6,858 millones, es decir, el 83%.

• Se creó el Consejo Ciudadano de Seguimiento al Resultado de la Auditoría de Inicio de las Finanzas Pública del Estado de Michoacán, que fue el encargado de conocer los resultados de las auditorías externas realizadas al Estado.

• El quebranto financiero no se dio en nuestra administración, es a partir de 2008 que se genera un déficit presupuestal que incrementa año con año, llegando a ser en el 2011 por $ 7,835 millones de pesos; y, a partir de 2012 lo iniciamos a disminuir, por lo que estimábamos cerrar el ejercicio 2014, con un déficit de $ 4,720 millones de pesos.

Las acciones solventatorias de mi administración fueron:

• Incremento de los Ingresos Propios en 6%.

• No se ocuparon 1,200 plazas vacantes y se disminuyeron en 50% los contratos de personal eventual.

• El número de asesores fue limitado a 3 por dependencia y se redujo en un 40% la plantilla del Despacho del Gobernador.

• Disminución del sueldo de funcionarios en un 5%.

• En 2013, con nuestra intervención directa y la sensibilidad de los dirigentes sindicales y sus agremiados, se negoció que el incremento de la Universidad Michoacana, fuera del 3.5% al salario y el 1.2% a prestaciones sin ningún pago adicional, incremento que se ubicó de acuerdo a la inflación anual.

A la pregunta de ¿Qué pasó con los que desfalcaron al gobierno?, respondió que:

• Se presentaron denuncias administrativas ante la Secretaria de la Función Pública.

• Las dependencias y entidades de la Administración Pública Estatal, presentaron denuncias penales en contra de quien resultara responsable, derivado de los resultados de la auditoría externa y de las observaciones determinadas en los procesos de entrega-recepción.

• Asimismo, la Coordinación de Contraloría, al mes de mayo de 2014, reportó 630 Procedimientos Administrativos de Responsabilidades resueltos.

En cuanto a los temas de seguridad pública y autodefensas, precisó que:

• Se construyó el núcleo de seguridad pública con equipamiento para el C-4 Estatal y sus 6 subcentros con más de mil cámaras de video vigilancia y arcos carreteros que fortalecen la seguridad.

A los cuestionamientos, respecto el conflicto de autodefensas que estalló durante su gobierno, ¿cuál es su percepción al día de hoy? ¿En qué contribuyo su administración para la paz de Michoacán y qué le faltó?

“Bueno, primero déjame hacerte una precisión, en febrero de 2013 las autodefensas se autoproclamaron como tal a la luz pública, efectivamente, durante mi gobierno; pero es un conflicto que había iniciado desde antes, tenemos el antecedente de que los habitantes de Cherán sitiaron esa comunidad para defenderse de los talamontes coludidos con el crimen organizado, en abril de 2011, durante la administración del Gobernador Godoy”.

Vallejo Figueroa precisó que él pidió ayuda al Gobierno Federal, “nosotros de manera responsable solicitamos también el apoyo federal, y en todo momento concedimos la titularidad de la Secretaría de Seguridad Pública estatal a los perfiles propuestos por el Gobierno Federal: con Felipe Calderón llegó al cargo Elías Álvarez, procedente de las filas de la Policía Federal; y posteriormente, con el Presidente Peña Nieto, el cargo fue ocupado por mandos de las Fuerzas Armadas, primero por el Coronel Leopoldo Hernández Bedoy y después por el General Alberto Reyes Vaca”.

Recordó que en enero de 2014 se crea la Comisión para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, al mando de Alfredo Castillo, a quien también se le concedió la facilidad de colocar gente de su confianza en las posiciones estratégicas de seguridad: “en la Secretaría de Seguridad Pública a Carlos Hugo Castellanos Becerra, en la Procuraduría General de Justicia a Martín Godoy Castro, y en el Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública a Bernardo Tréllez, los tres muy buenos elementos en su materia, por cierto”.

Rememoró que el 13 de enero de 2014, se suscribió el Acuerdo Federal para la Seguridad en Michoacán, en el cual se estipuló que la federación se haría cargo de la seguridad y protección de los habitantes en los municipios de la zona de conflicto en tierra caliente, en coordinación con el Gobierno del Estado.

“Firmamos también un acuerdo con los líderes de las autodefensas para su institucionalización y desarme, la Comisión estableció como fecha límite para que esto sucediera el día 10 de mayo de 2014, y dos o tres días después se crea la Fuerza Rural, que era la corporación policiaca a la que deberían haberse adherido los grupos de autodefensas, para continuar con las tareas de seguridad bajo el marco de la ley”.

¿Su gobierno autorizó que se armaran los grupos de autodefensa? ¿El convenio que firmó junto con Alfredo Castillo fue para “legalizar” de alguna forma que estos grupos permanecieran armados?

“De ninguna manera, y no hay que confundirnos. Para empezar, en términos de lo dispuesto por la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, corresponde al Ejecutivo Federal por conducto de la SEDENA, el control de todas las armas en el país; es decir, yo como Gobernador Constitucional no tenía esa facultad. Al contrario, el convenio se firmó para formalizar su desarme, toda vez que sabíamos que portaban armas de uso exclusivo del Ejército y las Fuerzas Armadas, concediendo un plazo definitivo para entregarlas, o bien registrarlas e institucionalizarse como cuerpos de seguridad estatales”.

 

 

 


 

Tweet