Pablo Hermoso de Mendoza, Uriel Moreno "El Zapata"
y el zitacuarense Erick Zúñiga, le cumplen a Zitácuaro

 

Zitácuaro, Mich., 2 de febrero del 2016.- Eran las 4 de la tarde, hora anunciada para iniciar la tradicional corrida de toros en la Plaza Eloy Cavazos de Zitácuaro, Michoacán, con un cartel de lujo.
La máxima figura del rejoneo, actualmente, Pablo Hermoso de Mendoza, se encontraba a las afueras de la plaza preparando a su cuadrilla de caballos integrada por diez equinos de las mejores razas y preparados a la alta escuela, mientras muchos de los espectadores disfrutaban ver cómo el rejoneador revisa monturas y riendas de sus caballos, una larga fila de asistentes esperaba para entrar al interior de la plaza de toros y ocupar su lugar.
Llegó la hora esperada y los toreros se disponían a partir plaza; como la tradición lo indica al frente Pablo Hermoso de Mendoza, seguido del matador Uriel Moreno "El Zapata" y el novillero Erick Zuñiga. Según el sorteo de toros, inició Erick Zúñiga con el primer toro de la tarde, un toro de buen temple y carácter que le permitió hacer las suertes y arrancar los primero oles de la tarde y conseguir su primera oreja.
Seguido de "El Zapata", quien como es conocido un matador que pone banderillas a sus astados rifándose la vida en el ruedo y poniendo a la gente de pie para ovacionarlo, y quien no tuvo suerte a la hora de matar.
Llegaba el momento de la aparición de Pablo Hermoso de Mendoza, quien a su estilo muy particular de rejoneo hizo la tarde emocionante, lucioó sus caballos y salió a la plaza a brindar un espectáculo como en las mejores plazas del mundo donde se ha presentado.
El cuarto de los astados le correspondió a "El Zapata", quien logró hacerle una buena faena al toro y conseguió 2 orejas por parte del juez de plaza.
El quinto toro de la tarde de Pablo Hermoso fue un astado con coraje y entregado; lo que le permitió lucir y conseguir dos orejas, el sexto toro le correspondió al novillero Erick Zúñiga, quien le brindó su toro a su papá Luis Zúñiga, en agradecimiento por el impulso y apoyo que ha dado a su carrera.
En este sexto toro se vivieron momentos emocionantes ya que el novillero se aventuró a poner las banderillas a su toro logrando prender a la gente en la plaza.
En una de las capoteadas el toro embistió a Erick Zúñiga que afortunadamente todo quedó en raspones y fuerte golpe que el toro le dio en una de sus pantorrillas, a lo que la gente zitacuarense se le entregó y apoyó a su novillero con un grito de torero, torero, torero, que inundó la plaza y alentó al zitacuarense a realizar su faena.
Erick Zúñiga cuenta con apenas 19 años de edad y en entrevista a este medio nos mencionó estar muy agradecido con la afición de su tierra, por el apoyo que recibió lo cual lo impulsa para seguir en el camino del toreo y llegar a ser una figura en el mundo de los toros.


 
Tweet