El Teatro Juárez. La leyenda

 

M.C.D. Miguel Ángel Avilés T.

El desaparecido Teatro Juárez de la ciudad de Zitácuaro fue un símbolo de identidad de sus habitantes, esto debido a que en sus orígenes era un templo cívico donde los liberales de la época porfirista efectuaban el rito de sus veladas cívico-literarias, y donde toda la población conmemoraba solemnemente con espíritu patriótico las fechas del 5 de febrero y el 15 de septiembre. Era el lugar donde oficiaban fogosos y eruditos oradores, emotivas y simpáticas declamadoras y afinados filarmónicos. Su leyenda como el espacio donde se presentaban escenificaciones teatrales, no tiene soporte, por que pocas veces las había.
Todo lo cual está perfectamente documentado en los libros Historia del Teatro Juárez de Zitácuaro. Símbolo Cívico e Ideológico. Ausencia que lastima de Crispín Duarte Soto (*) y Teatro Juárez. Historia de una injusticia de Samuel Ruíz Madrigal.
Aunque en el primero de ellos se afirma que: "el 8 de julio de 1902 se realizó un evento (en el Teatro Juárez) donde Jaime Nunó dirigió el Himno Nacional" (*p.32) lo cual dudo por lo siguiente: Este compositor tuvo que partir en 1872 exiliado de México por ser muy amigo de los partidarios de Santa Ana, después regresó fugazmente el año 1901 y en 1904 al celebrarse el cincuentenario de Himno, (Enciclopedia de México. Tomo IX. p.458) en ambas ocasiones realizó casi a hurtadillas esporádicas presentaciones, ya que no era muy bien visto por los liberales de nuestro país, incluido los zitacuarenses, que por ello no tendrían muchas ganas de invitarlo a su teatro.
Ahora bien, en mi percepción, las veladas cívico-literarias, están obsoletas en razón de que en la actualidad contamos con nuevos métodos formativos para imbuir de espíritu cívico a la población y especialmente a nuestra juventud, en cambio las ceremonias con los que honramos a nuestros héroes siguen vigentes, aunque en nuestra ciudad hoy estas se realizan en los auditorios de sus centros escolares, o, en La Plaza Benito Juárez. Entonces la pregunta es ¿qué uso le daremos al nuevo Teatro Juárez?
Porque la historia documentada nos enseña que nuestra cultura teatral es escasa como lo prueban que en ella sólo encontramos los siguientes datos: 1°.- en el periódico Unión Liberal (No. 8 del 4 de enero de 1900) aparece que: "En dicho edificio (El Teatro Juárez) se presentaron obras como Valentín el Guardacostas, Cuatro campanadas y El Jorobado, llevadas a escena de una manera magistral por el actor Ricardo de la Vega, que además era director de la compañía teatral" (Pueblos, villas y ciudades de Michoacán en el Porfiriato)
2°.- A mediados de 1890 arribó por primera vez a Zitácuaro José Trinidad Pérez, símbolo del liberalismo radica zitacuarense de la época, quien a principios de 1900 estrenó en este teatro, el drama "3 de Junio". Con su obra "El Grito de Dolores" cerró con broche de oro, la velada del 15 de septiembre de 1909. De su Ocampo. Drama histórico en cinco actos y en verso, dedicado a la Heroica Zitácuaro, publicado en el periódico "El 93" (Moisés Guzmán P. Búlnes a espaldas de Juárez p.56) se desconoce si fue representado en éste escenario
3°-En el Teatro Juárez seguramente se presentaban entremeses en un acto como el "Emigrante" escenificado por artistas aficionados el día 20 de noviembre de 1944 en un festival a beneficio de la Cruz Roja Loca (*p.48).
4° los días 27 y 28 de junio año 1953 se verifica la última representación teatral en este recinto de que se tenga registro, fue la función inaugural de gala de tres obras teatrales en un acto de Antón Chejov, presentadas por el Grupo de las Artes Escénicas, promovido e impulsado por el actor y torero zitacuarense Francisco Pichardo Bolaños (*p.50)
Yo siempre he pensado que estudiar el pasado sirve para entender el presente y planificar el futuro, no para vivir en él, la mítica Ciudad Liberal, fue eso, un mito, al igual que su teatro, pero no su espíritu de progreso del que el Teatro Juárez fue un símbolo. Así que estimados maestros Crispín Duarte y Samuel Ruiz, ustedes tienen la obligación de encabezar a los descendientes de los personajes que poblaron esa ciudad de leyenda, como los son el MV.Z. Santiago Jiménez V, el Lic. Gabriel Camporredondo, el M.C.D. Guillermo Nájera, el C.P. Salvador Estefan Colín, Etc., para dar vida a lo que por mucho tiempo lucharon, así como evitar su deterioro y su posible desaparición por falta de uso, contando seguramente con el apoyo de todos los ex cronistas, los consocios de la SMGE, el Consejo de la Crónica, indudablemente con el del presidente municipal y él de toda la población, para que las futuras generaciones no nos reclamen, lo que ustedes con tanto fervor le reclamaron a las pasadas generaciones y a sus autoridades..

 

 


 
Tweet