Joseph Salez Salez, impartió conferencia
"La Condesa de Miravalle"

 

Por: José Luis Sánchez Rodríguez
Ciudad Hidalgo, Michoacán, a 17 de febrero del 2016.- En el ICATMI, en el marco de la semana del aniversario XXIII, se llevó a cabo la conferencia "La Condesa de Miravalle" la cual fue impartida por el escritor Joseph Salez Salez, de Tuxpan, Michoacán, quien escribió la novela "La Condesa", un mítico personaje de la historia del municipio de Tuxpan, cuya historia se ha convertido en una leyenda.
En esta conferencia se contó con la asistencia de alumnos del ICATMI, así como de jóvenes estudiantes del CECyTEM 17 plantel Ciudad Hidalgo, y personal docente, administrativo y directivo del plantel encabezados por Pavel Escudero Hernández, Director del ICATMI, quien dio la bienvenida a los presentes, de igual forma al ponente por compartir sus conocimientos sobre esta historia un personaje histórico de la región que todos deberíamos conocer.
Destacó que la Condesa murió en la Hacienda La Santa Catarina ubicada en Tuxpan, en 1777. A los 76 años de edad murió envenenada por un Fraile Franciscano, quien depositó veneno en su bebida que tenía en una copa de plata. Su cuerpo fue sepultado en una cripta que su familia tenía en la Parroquia de Santiago Apóstol de Tuxpan, por lo que su historia se ha convertido en una leyenda muy arraigada.
Habló del cuadro de las Ánimas de Villalpando que está en la Parroquia de Tuxpan el cual fue pintado por encargo de los papás de la Condesa. Así como de la leyenda de que la Parroquia de Tuxpan había sido construida con leche, a lo que dijo que hay algo de cierto en ello, pero que en si no fue toda la construcción, sí una parte de la misma, esto porque los abuelos de la Condesa la empezaron a construir pero que la concluyó su mamá con apoyo de los frailes franciscanos.
Señaló que debido a una sequía que se dio en la región dejaron de construir la iglesia, ello porque en la parroquia existía un manantial pero que los nativos se negaron a apoyar en la construcción, ya que si utilizaban el agua para la construcción no tenían para beber, pero que a la mamá de la condesa al ver este problema y resolver el mismo se le ocurrió utilizar cabezas de ganado vacuno que tenían en la comunidad de El Agostadero, cercano a Agostitlan, tierras que pertenecían a los condes de Miravalle.
Lo anterior porque en estas tierras pertenecientes ahora al municipio de Hidalgo, ahí no se sufrió dicha sequía contaban con una manantial denominado "La Toma", por lo que la leche de las vacas fue utilizada como agua para la construcción, pero esto sólo fue por un tiempo, ya que las vacas también requerían de agua y pastizales para alimentarse y producir leche. En el mismo sentido se ha dicho que la Parroquia de Jungapeo fue construida con leche, pero no fue así.
De igual forma habló de la vida y obra de la condesa, de sus 9 hijos que tuvo en 14 años, así como de sus amores y otros aspectos de su vida, de las propiedades que heredó de sus padres Los Condes de Miravalle, quienes tuvieron haciendas en los municipios de Tuxpan, Jungapeo, en la Ciudad de México, en Compostela, Nayarit, en donde ingenios (Trafiches) y producían alcohol y azúcar (piloncillo) principalmente en las haciendas de la Santa Catarina y Pucuaro que está en Jungapeo.
Finalmente, Salez Salez, quien es médico de profesión dio a conocer que cada 15 días se realiza por una ruta denominada "Ruta de la Condesa", en donde los participantes conocen los lugares y sitios de esta historia de la Condesa principalmente en los municipios de Tuxpan y Jungapeo, partiendo de la Parroquia de Santiago Apóstol, en donde se encuentra la Condesa en una Cripta en la cual ella fue depositada embalsamada. También presentó una réplica del acta de defunción.

 
Tweet