SI CONSEGUIMOS EDUCAR SOBRE EL RESPETO A LA MUJER, LLEGARÁ EL DÍA EN QUE NO SERÁ UN TEMA LEGISLATIVO: MARY CARMEN BERNAL MARTÍNEZ

 

H. Zitácuaro, Mich., a 25 de noviembre de 2015.- La Diputada Local del Partido del Trabajo por este distrito, Mary Carmen Bernal Martínez, expuso esta tarde en el marco del día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, que es urgente la necesidad de una aplicación universal de los derechos y principios fundamentales relativos a la igualdad, seguridad, libertad, integridad y dignidad a favor de la mujer.
Lo anterior debido a que aún en pleno siglo XXI, son ellas quienes aún están en su mayoría impedidas total o parcialmente de gozar dichos derechos y libertades y por lo tanto sus oportunidades se ven limitadas, ya que siguen viviendo en un círculo continuo y endémico de violencia.
Bernal Martínez dio a conocer que de acuerdo a la resolución 48/104 de la Asamblea General de las Naciones Unidas: “la violencia contra la mujer se considera como todo acto basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer; así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la mujer, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada”.
Con datos en mano emanados del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), la diputada petista zitacuarense, explicó que durante los años 2013 y 2014, fueron asesinadas 7 mujeres diariamente siendo los estados con mayores índices Guerrero, Chihuahua, Coahuila, Zacatecas, Morelos y Durango.
Bernal Martínez, explicó que tal situación es muy triste y lamentable aunado a que en promedio en México el 54% de las mujeres han aceptado haber sido violentadas en alguna manera y es por ello que se debe preservar la lucha por sus derechos humanos fundamentales.
“Derecho a verse libre de todas las formas de discriminación, al mayor grado de salud física y mental; a condiciones de trabajo justas y favorables; el derecho a no ser sometida a tortura, ni a otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes”.
Mary Carmen Bernal dijo que es imprescindible establecer en la legislación estatal, sanciones penales, civiles, laborales y administrativas, para castigar y reparar los agravios infligidos a las mujeres que sean objeto de violencia y se les debe dar acceso a los mecanismos de justicia pronta, a un resarcimiento justo y eficaz por el daño que hayan padecido.
Consideró que también se deben elaborar planes de acción estatales para promover la protección de la mujer contra toda forma de violencia o incluir disposiciones con ese fin en los planes existentes.
Se deben aplicar estrategias de tipo preventivo y todas las medidas de índole jurídica, política, administrativa y cultural que puedan fomentar la protección de la mujer contra toda forma de violencia y con ello evitar eficazmente la reincidencia en la victimización de la mujer como consecuencia de leyes, prácticas de aplicación de la ley y otras intervenciones que no tengan en cuenta la discriminación contra la mujer.
Invitó también a la sociedad en su conjunto a trabajar para cambiar los paradigmas que etiquetan a la mujer como un objeto al servicio del hombre y expresó que aunque no es una tarea sencilla, ésta debe comenzar en el seno familiar, ya que la educación y el fomento al respeto de la mujer comienza ahí mismo.
Y finalizó: “si conseguimos lo anterior, algún día no será necesario legislar para proteger a la mujer, pues su respeto será un asunto cultural no legal”.


 
Tweet