LECCIONES Y APRENDIZAJES

 

En el pasado ejercicio social y político de las elecciones
Hemos vivido cambios sustanciales durante esta etapa de elecciones; si bien la participación de la mujer fue resaltada, también es cierto que en muchos momentos se pensó solo en subsanar el porcentaje que corresponde a la participación femenina, pues no falto quién considero que la mujer es manipulable durante la etapa de proselitismo, así como ya elegida.
Pues bien nos encontramos en un parteaguas de la historia en muchos sentidos; la mujer participo más que nunca; los ciudadanos ya expresan abiertamente sus inconformidades, con respeto y sin el en ocasiones; las promesas de campaña ahora son reclamos para la desgastada economía que vive nuestro estado y las muchas necesidades prioritariasque se han rezagado.
Y cuando hablamos de prioridades, nos referimos a las de la población, desde luego están los servicios esenciales que se requieren día a día; recolección de basura, suministro de agua, seguridad pública, alumbrado público, etcétera y por supuesto un gran trabajo de organización, equipo, comunicación y visión.
Una gran responsabilidad sin duda, sobre todo porque no es solo cuidar la normatividad, sino explicarla, vivirla al aplicarla y hacer comprender a cada servidor público y ciudadano que para salir adelante se necesita de la voluntad positiva de todos, para la solución de los problemas.
Ya los hemos elegido de una u otra manera, hemos elegido a quienes nos representan y harán las gestiones y trabajo necesario para que nuestro municipio salga adelante. Son servidores públicos, que como en otras instancias, deberán dirigirse a nosotros con respeto, tolerancia y el enfoque de lograr realizar su trabajo, en el área que le corresponda de la mejor manera posible de acuerdo a su puesto, perfil y habilidades propias.
Ya en términos legales, el gobierno municipal se obtuvo a través de votos emitidos por ciudadanos libres, quienes tenemos el derecho de manifestar nuestra preferencia política o de elegir a los hombres y mujeres que consideramos ideales para el desempeño de un puesto de elección popular.
Los partidos presentaron a sus respectivos candidatos, y el día de las elecciones los ciudadanos acudimos a las urnas con el objeto de determinar quiéndebía gobernar. Después de las votaciones se contaron los sufragios y quien obtuvo el mayor número de votos tuvo y tiene ese derecho y esas obligaciones.
Desde la Constitución de 1917 a la fecha existen modificaciones legales muy importantes en materia de elecciones municipales. Y pese a todas las diferencias ideológicas, lo cierto es que existe un espíritu común que nace de la idea compartida en torno a que el ciudadano es un ser libre e inteligente que tiene el derecho de elegir a las autoridades que lo representan.
En Michoacán como en otros estados, la elección de los candidatos al interior de los partidos es el aspecto central. Y reconocemos el fenómeno de que los partidos de oposición son en realidad fracciones de otros partidos, que inconformes con las selecciones internas hechas, recurren a otro partido con el objeto de participar en las elecciones. Así las cosas.
Entre los cambios, se encuentra que tuvimos aspirantes sin partido, es decir candidatos independientes, el fenómeno ha sido una gran lección para muchos candidatos y también para muchos ciudadanos, es el caso concreto de Alfonso Martínez Alcázar, quien ganó la elección de Morelia, capital de nuestro Estado de Michoacán. Milito durante 22 años en el Partido Acción Nacional. Él se adjudicó la mayor cantidad de votos en la contienda electoral del pasado domingo 7 de junio, superando a su más cercano competidor, Jaime Darío Oseguera del Partido Revolucionario Institucional.
Ingeniero Industrial de Profesión, 40 años de edad y encabeza ya el gobierno municipal con cerca de 730,000 habitantes, durante los siguientes 3 años, y gano con el 27.4% de las preferencias traducido a 63,400 votos.
Lo que sucedió antes, al interior de su partido en el cual militara por 22 años, es parte del fenómeno social y político que vivimos y son lecciones para aprender, cada obstáculo legal debió ser atendido para dar cauce, también legal a este camino a la candidatura: su candidatura independiente fue objetada en infinidad de ocasiones.
Debió conseguir que más de 11,000 personas se presentaran físicamente en el órgano electoral para firmar a favor de su postulación. Su candidatura fue anulada por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, cuando el IEM argumento que el candidato no había renunciado en tiempo y forma a su cargo directivo dentro del Comité Ejecutivo Estatal del PAN. El cual era un cargo honorario y 12 días después el Tribunal le restituyo la candidatura.
Como la ciudadanía de acuerdo a un sondeo de percepción social, ha declarado que ya contabiliza el gasto en medios como negativo, el candidato independiente solo uso 4 espectaculares y se enfocó al trabajo en campo es decir directamente con los ciudadanos.
Otros candidatos independientes son casos de este cambio social en la percepción de la ciudadanía: el caso de Manuel Clouthier, quien llego a la Cámara de Diputados Federal y Jaime Rodríguez “El Bronco” virtual gobernador de Nuevo León. Es decir que candidatos independientes han debutado en este ejercicio político con el pie derecho.
Tras ser virtual ganador de los comicios Martínez Alcázar, hizo declaraciones que han favorecido más la tendencia a las próximas candidaturas independientes. Una de ellas fue recibir los Currículos Vitae de decenas de ciudadanos que consideraron ser los perfiles profesionales y con experiencia ideales para desempeñarse en su actual gobierno. Otra declaración fue la de reunirse de manera inmediata con el ganador a la Gubernatura del Estado, Ing. Silvano Aureoles Conejo.
Sin duda este reciente ejercicio ciudadano y político, nos ha dejado muchos aprendizajes. Los ciudadanos no olvidamos, aunque estamos inmersos en nuestras actividades desde nuestras trincheras seguimos trabajando en positivo para que nuestra localidad, municipio, región, estado y país sigan adelante. También es cierto en que deseamos confiar en losseres humanos que han sido elegidos para ser nuestros representantes en cargos de elección, como servidores públicos, a lo que se entiende que trabajaremos en beneficio de todos los ciudadanos, para el crecimiento social en todos los sentidos.
Difícil pero no imposible tarea, cuando los ojos y la percepción de cientos de ciudadanos están al pendiente, para sumarnos o para seguir trabajando sin equipo cuando el gobierno no ha cumplido nuestras expectativas.