LOS HIJOS DE LOS DIAS

 

Una narración de un hombre suigeneris
Un tres de septiembre de hace setenta y cinco años, nació en la ciudad de Montevideo, Uruguay un hombre capaz de tatuar sus letras no solo en la mente del lector, sino también en el corazón.
Que transforma leerlo? Claro, quien ha viajado a través de los libros y ha visto y escuchado a los personajes más extraordinarios de la literatura en su mente que devora libros, sabe que leer transforma y enriquece la mente, la hace más sensible y genera la capacidad de razonar y emitir opiniones basadas en otras experiencias y en las propias.
Eduardo Galeno, fue un escritor particular, que uso magistralmente el filo de su pluma y con ese filo y maestría, abrió el corazón de Latinoamérica y le revivió, fue así que nos mostró nuestra historia y nos dio la oportunidad de replantear nuestro futuro.
Galeno defendía la historia latinoamericana y fue la voz que hablo de nuestro pueblo latinoamericano lleno de vitalidad y de fuerza.
Galeno fue periodista y escritor, ganador del premio StigDagerman, un hombre que revolucionó lo que era la idea de la literatura latinoamericana, con su particular visión y manera de plasmar la Historia en letras, estas letras que ahora mismo comemos a través de nuestra vista, para luego digerirla en nuestra mente y corazón.
Las venas abiertas de América latina, es uno de sus libros más reconocidos, escrito en 1971, es un libro que nos habla fuerte y realista sobre la conquista que vivió América latina por parte de Europa y los Estados Unidos a través de la explotación económica. En este libro recogió miles de voces de latinoamericanos olvidados.
Como periodista comprometido y escritor de narrativa excelsa, fue reconocido por apoyar las ideas que condenan la situación crítica en la que se encuentra Latinoamerica, sobre todo en las recientes generaciones que no creemos en la democracia.
Galeno expreso que cuando un gobierno adopta “soluciones” a largo plazo que comprometen a diferentes generaciones, tiene la obligación de consultar al pueblo, porque son soluciones que tendrán sin duda tendrán reacciones de igual o mayor intensidad durante mucho tiempo.
Es el único autor al que le reconocemos su literatura, como controversial por la crítica que genera a la política e historia, por su reflexión sobre la vida, el amor, la religión y el fútbol.
Y sí, es que con su pluma afilada, tiene una muy extensa bibliografía, en la cual nos muestra un humor negro refinado sobre situaciones políticas y económicas que han avergonzado a América Latina.
Es fácil sustraerse durante la lectura de este autor, al viaje infinito de los lugares que nos regala, a la presentación de los personajes, a la crítica reflexiva que nos golpea en la cara, por lo dura que es, pero también a su poesía y la forma sencilla y clara de contarnos nuestra historia, en la declaración soez de que estamos condenados a repetirla sino la conocemos, a lo que el mismo Galeno ha respondido: “El desafío de vivir, consiste en no repetirla”.
Y en la poesía, mágico y sensible: “No consigo dormir. Tengo una mujer atravesada entre los párpados. Si pudiera, le diría que se vaya; pero tengo una mujer atravesada en la garganta”.
“El amor se puede provocar, dejando caer un puñadito de polvo de queréme, como al descuido, en el café o en la sopa o el trago. Se puede provocar, pero no se puede impedir. No lo impide el agua bendita, no lo impide el polvo de hostia; tampoco el diente de ajo sirve para nada. El amor es sordo al Verbo divino y al conjuro de las brujas. No hay decreto de gobierno que pueda con él, ni pócima capaz de evitarlo, aunque las vivanderas pregonen, en los mercados, infalibles brebajes con garantía y todo”.
“Vinieron. Ellos tenían la Biblia y nosotros teníamos la tierra. Y nos dijeron: “Cierren los ojos y recen”. Y cuando abrimos los ojos, ellos tenían la tierra y nosotros teníamos la Biblia”.
“Si la naturaleza fuera banco ya la hubieran salvado”.
“Hay un único lugar donde ayer y hoy se encuentran, se reconocen y se abrazan. Ese lugar es mañana”.
“Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos”.
Galeno fomentó un legado de pensamientos que hoy deseo compartirles; frases para la reflexión profunda y sensible, de pensamiento, razonamiento y sarcasmo natural:
“Los científicos dicen que estamos hechos de átomos, pero yo creo que estamos hechos de historias”.
“Hay dolores que se expresan callando”.
“Andar solo, no duele. Sentirse solo es otra cosa”.
“De nuestros miedos nacen nuestros corajes, y en nuestras dudas viven nuestras certezas. Los sueños anuncian otra realidad posible, y los delirios otra razón. En los extravíos nos esperan los hallazgos porque es preciso perderse para volver a encontrarse”.
“Yo creo que fuimos nacidos hijos de los días, porque cada día tiene una historia y nosotros somos las historias que vivimos…”
“Estamos en plena cultura del envase. El contrato de matrimonio importa más que el amor, el funeral más que el muerto, la ropa más que el cuerpo y la misa más que Dios”.
“Sólo los tontos creen que el silencio es un vacío. No está vacío nunca. Y a veces la mejor manera de comunicarse es callando”.
“En un mundo de plástico y ruido, quiero ser de barro y de silencio”.